Este es un fragmento de un libro de crítica política de los años 70, lo encontré entre los polvorientos libros de la “biblioteca familiar”. Está incompleto, les quedo debiendo la segunda parte, pues se me olvidó traerlo, aun así léanlo, que me costó pasarlo.

El golpe militar del 21 de octubre de 1956, al que nos hemos referido, marca el inicio de un proceso de militarización del poder político. Los militares intervienen en la vida política del país, primero, para poner “orden en casa”, más tarde, a nombre de la contrainsurgencia, del anticomunismo y la seguridad interna, trascendiendo la normal función asignada secularmente a los militares como defensores de las fronteras internas, de la “integridad nacional”, como señala la jurídica constitucionalista. El golpe militar del 3 de octubre de 1963 marca un importante umbral en este proceso político.

Las motivaciones que se esgrimen como justificativas del golpe de estado militar del 3 de octubre de 1963 se centran en torno a la proscripción de las acciones político-represivas de la guardia civil, a la defensa del régimen democrático-burgués amenazado por la “infiltración comunista” y por la pretendida ilegalidad de los procedimientos preelectorales que conducen a la selección presidencial del candidato del partido liberal. La proclama militar emitida a propósito del golpe militar y el discurso posterior del coronel López Arellano expresan la condena del régimen de Villeda Morales que “estaba llevando al país al caos, al abismo de la guerra civil, a la irrupción de las más bajas pasiones, a su desintegración institucional y probablemente quizás hasta su desaparición como institución democrática”. (¡Es impresionante, el golpe de estado a Zelaya parece calcado!...bueno, todos los golpes son gemelos idénticos).
Las resoluciones que emergen de la proclama militar del 3 de octubre quedan ordenadas de la manera siguiente:

“1) Abolir el ejercito político (se refiere a la guardia civil.M.P.) Y propiciar la formación de una institución policiaca, apolítica, que sea verdadera garantía para la ciudadanía en general, dotada de la instrucción necesaria para el cumplimiento de sus nobles fines y armada adecuadamente de conformidad con sus funciones de seguridad.

2) Poner fin, inmediatamente, a la infiltración comunista que amenaza tan seriamente nuestra forma democrática de gobierno, nuestra vida, nuestras propiedades y nuestros arraigados sentimientos religiosos.

3) Emitir una ley electoral justa que merezca la aceptación de todos los sectores de la opinión pública y que permita levantar, de conformidad con sus preceptos, un nuevo censo electoral. (¡Santísimo!!!)

4) Propiciar el surgimiento de un régimen de unidad nacional para obtener la conciliación de la familia hondureña, poniendo fin de esa manera al peligro de una guerra civil que sería desastrosa para la nación. (¡Es increíble!)

5) Garantizar al pueblo hondureño, para que en elecciones libres y honestas, elijan sus máximas autoridades”. (No, este librito es un tesoro, bueno…nunca me había dado cuenta que los golpes vienen con valores intrínsicos, pues imaginaba que eran ejecutados por pendejos armados, pero veo que hay toda una logística para lavarle el cerebro a la gente…soy nuevo en esto, 2009, recuerden).

Como puede verse, el régimen militar emergente, se erige a través de sus proclamas y discursos justificativos, en defensores del régimen democrático y en gestores de la “conciliación nacional”, lo que en la práctica, como veremos, están muy lejos de realizar. (Se proclaman héroes de la patria).

El anticomunismo es, sin duda, uno de los elementos que mejor da cuenta del contenido de clase del golpe de estado militar del 3 de octubre. Bosquejando los parámetros del “peligro” comunista López Arellano indicará que “la infiltración de elementos marxistas, hecho denunciado dentro y fuera de Honduras; la actividad contra la democracia desarrollada de forma sistemática, oír periódicos hablados y escritos, mediante mítines de sectores universitarios y por medio de la amplia e incontrolada difusión de propaganda comunista, la permanente amenaza de frustrar los ideales de conciliación de la familia hondureña que siempre han querido convertir en realidad las fuerzas armadas; el viaje constante de elementos hondureños hacia Cuba, la Unión Soviética y los países tras la cortina de Hierro; la defensa permanente que los órganos oficiales hacían de los agitadores de la extrema izquierda; la existencia de guerrillas rojas en varios sectores del territorio, etc.; todo ello era indicativo que el país se encaminaba hacia una segura agresión de las fuerzas comunistas con el consiguiente peligro para la democracia representativa (me suena, me suena)”.

En efecto, el régimen anticomunista que instaura el coronel Oswaldo López Arellano luego del golpe de estado del 3 de octubre de 1963, es notablemente represivo y antipopular. (¿Qué nos espera en las próximas elecciones?) Bajo acusaciones anticomunistas un importante núcleo de lideres obreros han de ser encarcelados y muchos de ellos, expatriados. A título de ejemplo, en La Ceiba, serán encarcelados en el presidio local, entre otros, la totalidad de la combativa y recién depuesta directiva del Sindicato de Trabajadores de la Standard Fruit Company (SITRASFRUCO). Posteriormente, algunos de ellos serán expatriados. Igual suerte han de correr combativos líderes obreros de centros productivos del litoral norte y de Tegucigalpa (Estos hijos de puta odian al pueblo). Por su parte, los grupos campesinos organizados verán sus organizaciones destruidas o inmovilizadas. La combativa Federación Nacional de Campesinos, FENACH, será objeto de dura represión. Sus oficinas centrales, ubicadas en El Progreso, serán destruidas y sus lideres perseguidos y encarcelados…

Honduras es un país fuera del tiempo, dijo un Moya de 4 años de edad, observación infantil, pero cierta. Muchos libros parecen de brujería y otros manuales prácticos para los gorilas y sus rifles de caza.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger