Tegucigalpa.- En entrevista exclusiva con Clarín.cl Tomás Andino (1958), diputado del Congreso Nacional, marca la diferencia con la dirigencia del Partido Unificación Democrática que sí participará en las elecciones dictatoriales, la farsa incluye una “renuncia” temporal de Micheletti, Estado de Emergencia, militarización, detenciones ilegales y asesinatos selectivos: “parece que se preparan para una guerra y no para un proceso democrático”

Licenciado en Trabajo Social, sociólogo y diplomado en Derecho Constitucional, Tomás Andino, se inició en política a los 15 años en grupos católicos contestatarios, desde los 17 años milita en el trotskismo hondureño; combatió las dictaduras de Melgar Castro y Policarpo Paz García. Ha participado en el movimiento popular, como dirigente comunitario, estudiantil, magisterial, sindical y desde 1997 como dirigente político en el Partido Unificación Democrática, donde Integró los colectivos municipales, departamentales, hasta llegar a ser Dirigente Nacional en el cargo de Secretario de Formación Ideológica y Política, al que renunció por contradicciones con el grupo que actualmente dirige el Partido UD, la misma dirigencia que ahora participa en las elecciones dictatoriales.

MC.- ¿Por qué Unificación Democrática no debe participar en la farsa de la dictadura?
TA.- Porque sería indigno prestarnos a blanquear una dictadura participando en el circo electoral que ha montado para legitimarse. Estas elecciones coronan el plan de consolidación de la dictadura. La farsa del 29 de noviembre es parte de la estrategia de los golpistas para luego pedir a las naciones del mundo el reconocimiento del nuevo gobierno.

“Nuestro Partido no debe participar, porque estas elecciones se realizan en condiciones de ruptura del orden constitucional. Los golpistas dicen que son legítimas porque fueron convocadas desde antes del golpe de Estado, pero con el golpe no es posible realizarlas en ausencia de normalidad institucional sin que sean sujeto de cualquier impugnación. Por ejemplo, el presupuesto con que se financian estas elecciones fue aprobado por un Congreso Nacional presidido por un diputado que no tiene atribuciones para presidirlo ya que ese era el puesto de Roberto Micheletti, pero lo ostenta el Secretario, José Alfredo Saavedra. Luego quien sanciona los Decreto-Ley emitidos por el Congreso es el titular del Poder Ejecutivo, que debería ser Manuel Zelaya, pero los sanciona Roberto Micheletti que legalmente es el Presidente del Congreso. También todas las disposiciones administrativas tomadas por el Poder Ejecutivo para apoyarlas, como la movilización del ejército, se han hecho por parte de un usurpador. El Presidente saliente que debería entregar el poder el 27 de enero próximo no es el que en la realidad está ejerciendo el cargo, y así por el estilo. Lo que en realidad debería hacerse son elecciones a una Constituyente para restaurar el orden institucional violentado, previo haber restituido al Presidente Zelaya en su cargo.

“Además este proceso es ilegal: Lo convocó y lo organiza un Tribunal Electoral integrado inconstitucionalmente pues fueron nombrados por el Congreso Nacional antes del golpe en violación del Artículo 52 de la Constitución de la República, que dice que ningún funcionario que ostente un cargo de elección popular puede ser magistrado del TSE, y tres de los cuatro magistrados electos tienen esa condición (uno es regidor y dos son diputados). Y al menos uno de sus candidatos, Elvin Santos, participa en violación de la Constitución pues él ya había ejercido la Presidencia en su condición de Vicepresidente y nadie que lo haya hecho puede postularse al mismo cargo.

“No existen condiciones democráticas mínimas para su realización. Fíjese lo surealista: la pandilla que convoca estas elecciones, hace fiesta mientras tienen bajo encierro y tortura al Presidente legítimamente electo en los anteriores comicios. Hay censura a los medios de comunicación; se persigue a los miembros de la Resistencia que les hacemos oposición; aparecen asesinados opositores sin que el sistema judicial actúe; los militares son los que mandan tras bambalinas, como lo reconoció el vocero de la Policía Nacional en una entrevista encubierta.

“Tampoco son elecciones confiables. Quienes las convocan, contarán los votos y darán el resultado son golpistas ¿cómo se puede confiar en ellos? El voto por ejemplo lo han numerado, de manera que después sabrán por quién voto cada hondureño; no habrá observación internacional imparcial, ni la OEA, ni la ONU, ni la UE, que son los únicos que podrían certificar el sistema de cómputo que hará el escrutinio; todos los que vienen de observadores son los aliados de los golpistas que hay en el mundo y en el país; las urnas serán custodiadas por militares y reservistas que dieron el golpe de Estado; la empresa que transmitirá los primeros resultados del TREP es una empresa telefónica que financió el golpe de Estado.

“Es un proceso tan militarizado que parece que se preparan para una guerra y no para elecciones. Por todos lados las Fuerzas Armadas y policías realizan operativos de intimidación a la población. Además están haciendo funciones que no le corresponden. Por ejemplo, en medio de unas elecciones controversiales, las Fuerzas Armadas están interviniendo haciendo campaña para llamar a la gente a votar, cuando se supone que son apolíticas, obedientes y no deliberantes. También ha trascendido que los militares han pedido a los Alcaldes listas de quienes somos miembros de la Resistencia sin que se aclare qué piensan hacer con nuestros nombres... aunque lo intuimos.

“Se realiza en condiciones de desigualdad de oportunidades. Por ejemplo, en el Tribunal Electoral no está representada la UD. Ha trascendido también una conversación telefónica grabada en la que el candidato Elvin Santos confirma al jefe de campaña del Partido Liberal el otorgamiento de 92 millones de lempiras de fondos del Estado para financiar su campaña. Hay indicios de un gran fraude organizado: Muchos activistas han sido sorprendidos con miles de tarjetas de identidad en sus manos; se han descubierto que existen dos centros de cómputo que procesarán los resultados, cuando sólo debía haber uno. Y por si lo anterior fuera poco, no hay por quién votar, porque todos los candidatos o son golpistas o son traidores al Pueblo”

MC.- El Artículo 3 de la Constitución Política de Honduras, dice: “Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador”, ¿por qué Unificación Democrática acató la amenaza del Tribunal Electoral de participar en la farsa del 29 de noviembre, so pena de perder el registro?
TA.- Es la pregunta que se hace todo mundo. Debo decirle que la respuesta a su pregunta incomoda a algunos. En ese aspecto soy crítico de mi propio partido. Desde su nacimiento -en 1993- la UD ha sido conocida históricamente por su trayectoria de lucha ligada a los sectores populares y por su rebeldía ante las normas burguesas; así nacimos y así nos conoció la gente por más de una década. Pero una decisión de ese calibre sólo tiene una explicación: el Partido UD ya no es el mismo de antes; no porque sus principios o porque las bases udeístas hayan cambiado, sino porque actualmente tiene una conducción oportunista, que ha dejado de estar a la altura del compromiso revolucionario. No es la primera vez que la dirigencia de UD hace gala de oportunismo. En la anterior directiva, había síntomas de eso, por ejemplo, cuando el diputado Matías Funes, a su vez Presidente de UD, apoyó a Ricardo Maduro en el año 2001 para lograr su inscripción inconstitucional como candidato a la Presidencia (hoy Matías Funes es aliado de los golpistas). En ese entonces tales síntomas eran relativamente leves, pues predominaba el espíritu rebelde y contestatario del Partido.

“Con la actual dirigencia la tendencia empeoró. En 2006 pretendieron hacer una alianza con el derechista Partido Nacional para llevar a la Presidencia de la Junta Directiva del Congreso Nacional a Carlos Kattán, un conocido personaje ligado a escándalos de corrupción, con el pretexto de que así el partido lograría unos escaños secundarios en dicha directiva. En 2007 quisieron abolir una disposición interna del Partido que impide la reelección consecutiva por más de dos períodos, para hacer continuismo indefinido como diputados, lo cual fue impedido por el rechazo de las bases. En 2008 hicieron alianza con la derecha en el Tribunal Electoral para ser reconocidos como directivos y candidatos. Y en este año, 2009, se descubrió que Cesar Ham había usado y comercializado las dispensas para la importación de vehículos de lujo desde el año 2007, privilegio que sólo disfrutan los diputados, pero que siempre fue una bandera del Partido rechazar por ser considerada una práctica de corrupción. Así que esto no es nuevo.

“Las posiciones que hoy exhibe la dirigencia de UD tras el Golpe de Estado es más de lo mismo, pero en una escala mayor. Poco antes del golpe de Estado, Cesar Ham estaba al lado del Presidente Zelaya apoyando La Cuarta Urna y hoy está al lado de los golpistas avalando sus elecciones contra la posición del Presidente Zelaya. De hecho es más notorio el distanciamiento de intereses que existe entre la base udeísta que ha confiado en el Partido por su pasado y la dirigencia actual. Eso de verse obligados a participar para conservar la personalidad jurídica, es una excusa. Quienes conducen a la UD saben perfectamente que, por definición, nada de lo que está haciendo el régimen de facto tiene sustento legal. Saben que el Tribunal Electoral que ha convocado a esta farsa y que les ha reconocido a ellos como directiva oficial de UD, también es ilegal y que todos sus actos son nulos, como mencione. Claro, oponerse a ese Tribunal Electoral ilegítimo implicaría negarse a sí mismos como dirigentes ‘legales’ en la Junta Directiva de UD.

“Pero la UD es mucho más que una personalidad jurídica. Como dijo una humilde delegada en la anterior Asamblea: -‘UD somos nosotros y el Pueblo que nos apoya’. Si para conservarla se nos pone como condición traicionar al Pueblo cuando más nos necesita, no la queremos, es preferible perderla; porque conservarla en base a una traición es morir en el corazón del Pueblo y eso es la muerte para un partido revolucionario, aun cuando mantenga el cascarón ‘legal’.

“¿De qué nos sirve conservar esa legalidad si cada vez que a la oligarquía se le antoje nos van a amenazar con lo mismo y la UD tendría que volver a traicionar a quienes nos debemos? Un partido así no sirve para nada. La cúpula oportunista de UD con esta decisión esta haciendo un suicidio político. A un udeísta de principios, no le costaría entender esto. Pero la actual dirigencia actúa como si no fuera udeísta; lo hace como lo haría un dirigente oportunista de la Democracia Cristiana o de los dos partidos tradicionales.

“¿Cuál es la causa de este giro a la derecha del Partido? Mi tesis es que ese oportunismo refleja, no tanto que tal o cual dirigente es ‘bueno’ o es ‘malo’, sino un fenómeno socio-político de la realidad. El Partido UD ha experimentado en los últimos años un lento pero progresivo alejamiento de la base popular que le dio vida y una adaptación al parlamentarismo burgués, que ha terminado por cooptar a varios de sus dirigentes. En el marco de esa adaptación, compañeros y compañeras muy valiosos, han sufrido una transformación; no todos por supuesto pero muchos de ellos, en especial los que detentan cargos como diputados y regidores, que conviven a diario con los políticos de la clase burguesa. Dicha dirigencia ha tenido un ascenso social que le permite desarrollar un nuevo estilo de vida y por tanto ha construido intereses personales, lealtades, compromisos y relaciones con sectores de la clase dominante que condicionan su conducta política; la debilidad ideológica de estos compañeros facilitó ese proceso. La mayoría de ellos no son corruptos pero es un proceso que tiene lugar en forma subconsciente, que luego se revela en actitudes como las que estamos analizando.

“Ese fenómeno político-social es lo que ha sucedido con el grupo que tiene los sellos del Partido, quienes para sostener esos intereses, se mantienen a toda costa en la Junta Directiva Nacional con maniobras antidemocráticas, algunas hechas en contubernio con sectores de la derecha hondureña. Ejemplo de esto es que en 2008 establecieron una Asamblea Nacional y una Junta Directiva Nacional paralelas que gozaron del reconocimiento legal del TSE en base a un acuerdo político con el grupo de Micheletti en ese organismo. Gracias a esa alianza excluyeron del Partido a más de la mitad de los miembros originales de UD, y tuvieron que darse una nueva base social con elementos tránsfugas del Partido Liberal y del Partido Nacional que no están habituados a un compromiso revolucionario, sino a las componendas del tradicionalismo político.

“No se explica de otra forma que la UD haya tomado la decisión de avalar la farsa electoral de la dictadura, en total contradicción con los intereses de los sectores desposeídos que militan en la Resistencia, pero coincidiendo con los sectores burgueses y de clase media del golpismo. Yo he sido testigo de ese proceso involutivo de UD en los trece años que tengo de militar en el partido; tiempo en el cual combatí esa tendencia con todas mis fuerzas. Por ese motivo con otros compañeros y compañeras nos vimos obligados a organizar primero una ‘disidencia’ interna y después una estructura que denominamos UD Auténtica”

MC.- El Comunicado número 36 del Frente contra el golpe de Estado dice en el párrafo más importante: “Deploramos el doble discurso de quienes asumieron la responsabilidad de acompañar el movimiento de Resistencia Nacional en su desconocimiento activo del proceso electoral y que hoy se prestan a participar en él”, ¿en política vale el doble discurso como estrategia?
TA.- La ética de un udeísta de verdad, en nuestra condición de gente de Izquierda, no permite que tengamos un doble discurso. Si lo hacemos dejamos de ser revolucionarios y comenzamos a ser oportunistas. El doble discurso permite evadir el compromiso con el Pueblo y abre las puertas para la traición. Los compañeros del Frente Nacional de Resistencia tienen razón de estar molestos con la dirigencia de la UD por su doble discurso. Recuerdo cuando Cesar Ham pronunció palabras encendidas el 6 de diciembre en el Auditorium del COLPROSUMAH. En esa ocasión juró ante centenares de miembros de la Resistencia que la UD participaría sólo si era restituido el Presidente, y añadió tres condiciones más: que terminara la represión y el hostigamiento contra la Resistencia y contra la UD, que los militares retornaran a sus cuarteles y que acabara la violación al derecho de libre expresión. Nada de eso se cumplió pero la UD oficialista se propuso participar a toda costa, en contradicción con su palabra. Eso es inaceptable.

“Imagínese que hoy día la Resistencia se ha convertido en aquel gran movimiento social con el que soñábamos hace algunos años, y hoy que lo tenemos, la UD se aleja de él. Uno se pregunta entonces ¿Para dónde conduce Cesar Ham a nuestro Partido? Todo indica que lo conduce a ser un partido domesticado al poder oligárquico como la Democracia Cristiana”

MC.- ¿Asistió a la Asamblea de la UD?, ¿cómo evitar que la derecha haga leña del árbol caído ante la ruptura en la UD?
TA.- No asistí a la Asamblea de la UD, porque el Tribunal Electoral, ilegal y golpista, reconoció como autoridades del Partido únicamente a los miembros del grupo de Cesar Ham -ser delegado a la Asamblea Nacional es ser una autoridad partidaria-, excluyendo al resto de poder participar en asambleas, directivas y candidaturas. En ese sentido, la decisión que tomó la Asamblea no fue una decisión representativa del udeísmo en general sino que, si acaso, representó a menos de la mitad de los udeístas reales.

“Aún así, el 20% de los delegados y delegadas que asistieron y que tradicionalmente han sido afines a Cesar Ham, se atrevieron a desafiar a la cúpula oportunista, incluidas compañeras que han sido parte de su círculo de confianza, como los dirigentes Pedro Brizuela, Suyapa Alemán, incluso la diputada Silvia Ayala, o también dirigentes recién cooptados como la diputada Marleny Paz, el candidato a alcalde de San Pedro Sula, Samuel Madrid y otros. Estas compañeras y decenas más han hecho fila en los últimos dos días para presentar su renuncia ante el Tribunal Electoral como candidatos a estas elecciones, desobedeciendo la resolución de esa asamblea, porque ellas y ellos tienen claro que si la acataran estarían traicionando los ideales por los que han muerto al menos seis udeístas, sin mencionar los anhelos de todo el Pueblo.

“Esto es un duro golpe político para la cúpula oportunista, porque la mayoría de sus fórmulas a diputados y corporaciones municipales han sido afectadas por las deserciones. Aunque no tengo un dato exacto, me atrevería a decir que, si la Ley se aplicara realmente, la UD no podría participar en las elecciones porque debe tener completas más de la mitad de planillas a corporaciones municipales y a diez departamentos. Pero si usted oye los comentarios de la derecha en sus medios de comunicación, captará que su actitud es de defender a la dirigencia oportunista de UD de los ataques de nosotros los ‘radicales’ y ‘sectarios’. Su actitud no es de hacer leña del árbol caído, sino de poner de pie ese árbol en la forma que les conviene, porque para ellos la participación de UD es importante para validar su discurso sobre la ‘pluralidad’ que tiene este proceso electoral con la participación de la izquierda. Yo espero que la sacudida que está teniendo la UD en estos días haga reflexionar a los compañeros y compañeras de esa mitad que tiene la oportunidad de expresarse en Asambleas y estructuras partidarias, para abrir los ojos y darse cuenta de que con esa conducción el Partido va al abismo. Si no lo hacen ahora, permitirán que de nuevo se consolide esa cúpula y la UD se habrá perdido para siempre, porque cada vez sus actos oportunistas son más profundos y dañinos”

MC.- Luego del Estado de Emergencia y con el aumento de las detenciones ilegales y asesinatos selectivos, ¿los candidatos UD están a tiempo de renunciar?
TA.- Un candidato puede renunciar al último minuto antes de las elecciones. Así que todos los candidatos udeístas pueden y deberían hacerlo en estos días, antes de que sea demasiado tarde, porque quienes no lo hagan quedarán marcados para la Resistencia como cómplices del golpe de Estado.

MC.- ¿De qué forma influye la “renuncia” de Micheletti a la presidencia de facto durante la farsa electoral?
TA.- Es un movimiento político sumamente sospechoso. Podría indicar varias cosas: simplemente se pretende dar la imagen de que el dictador Micheletti, que tiene muy mala reputación en el mundo, no está involucrado con este proceso electoral y por tanto lavarle la cara de golpista; o hay un objetivo más siniestro como el denunciado por el Presidente del CODEH, Andrés Pavón, en el sentido de que se estaría preparando una sangrienta represión contra la Resistencia, de la que Micheletti aparecería desligado.

“En el primer caso, la influencia de tal acto no tiene una dedicatoria para el nivel nacional, porque aquí todos nos conocemos y nadie se engaña con la tal ‘vacación’ que se dará el usurpador. Si surte un efecto de importancia es a nivel internacional pues es utilizado por el lobby norteamericano y por la derecha latinoamericana para ‘demostrar’ la imparcialidad de estas elecciones y la ‘voluntad política’ del dictador de hacerse a un lado. De esa forma se estimularía a los gobiernos del mundo a reconocer sus resultados y así legitimar la dictadura. Estimo que esta es la línea preferencial del Departamento de Estado norteamericano.

“En el segundo caso, creo que el compañero Andrés Pavón tiene suficientes fuentes para hacerlo algo creíble, lo que se complementa con otros indicadores, como la compra de decenas de miles de pintas de sangre y la suspensión de las operaciones prescindibles en los hospitales, la compra de quince mil granadas antidisturbios, la intensificación de la actividad de los paramilitares, la declaratoria de Emergencia Nacional en estos días, entre otros. De todos modos la Resistencia esta preparada para enfrentar también ese escenario”

MC.- ¿Qué posibilidades tienen los golpistas para darse un “auto golpe” y se queden los milicos argumentando ingobernabilidad?
TA.- La idea de que los golpistas den un segundo golpe de Estado, como se rumora por acá, tendría sentido por dos vías complementarias:

La primera como una estrategia de los sectores militares y empresariales objeto de acusaciones por delitos de Lesa Humanidad en la Corte Penal Internacional que querrían de esa forma asegurarse que ningún gobierno los va a entregar, pues ni los militares ni los empresarios confían en la lealtad de los políticos. Además de que parecen haberse acostumbrado a los beneficios que da el poder.

“Una muestra de eso es lo que denunció Radio Globo ayer -25 de noviembre-, de que para este proceso electoral a los Generales y Comisionados de Policía les entregarán un bono de 20 mil Lempiras por los servicios prestados ‘a la patria’; mientras que los mandos intermedios les darán 8,000.00, a las escalas básicas apenas 1,050.00 y a la tropa nada. Eso es el anuncio de lo que viene con el creciente poder de los militares. Así que quedarse más tiempo en el poder no resulta un mal negocio.

“La segunda vía estaría dada en el marco de una estrategia guerrerista del Pentágono hacia la región centroamericana y contra Cuba. ¿Por qué? Porque los gringos saben que el próximo gobierno será débil y vulnerable a la presión social. Tendrían dificultades para utilizar a Honduras como una plataforma para lanzar operaciones militares a gran escala contra Nicaragua, El Salvador o contra Cuba, gobernados por la Izquierda, ya que primero el paso de tropas tendría que autorizarlo el Congreso. Pero bajo un gobierno de facto que se prolongue, todo eso se evita y la utilización sería más directa, incluso una dictadura en Honduras podría declarar una guerra sin mayor trámite a cualquiera de sus países vecinos.

“Que no es imposible esta posibilidad, lo muestra la crisis que está causando en America del Sur la instalación de las 7 bases militares gringas en Colombia. Pero honestamente, no creo que sea este el escenario deseado por el imperio en este momento. Sólo el tiempo dirá si me equivoco”

MC.- ¿Todavía se puede revertir el golpe de Estado?
TA.- Si me hubiera hecho esa pregunta antes del golpe sin vacilar le habría dicho que, en lo inmediato, no lo creería. Pero una cosa que he aprendido con la crisis, es que en esta coyuntura todo es posible. Por ejemplo, yo nunca creí el escenario de ver al Presidente Zelaya tan temprano en Honduras, pero mire, ahí está. De suceder algo inesperado puede venir precisamente del impacto del proceso electoral. Mire, estas elecciones no van a solucionar ninguna crisis a la oligarquía; lo que buscan con ellas es oxigenarse económicamente con cooperación internacional, porque están reventados; pero en realidad no van a reparar nada. Pero por la forma que lo están haciendo, fraude incluido, estas elecciones pueden ser el detonante de una nueva crisis y más profunda.

“Supongamos que gana la Presidencia Pepe Lobo, quien se ha manifestado por la convocatoria a una Constituyente, aun cuando sea una frase demagógica -porque sus diputados votaron por el Golpe- ¿Cree usted que la oligarquía que le costó tanto este golpe, va siquiera a arriesgarse como se arriesgaron permitiendo que Mel llegara a la Presidencia? Por eso ellos mismos dicen que Pepe Lobo no es confiable y que van a hacer ganar a Elvin Santos, que está a más de 15 puntos por debajo en la más conservadora de las encuestas. Pero eso sería detonar otra bomba: la salida a la calle del nacionalismo, algo que ni sus mismas autoridades partidarias creo que podrían detener, porque en la conciencia de los nacionalistas está grabado aún la creencia de que en las pasadas elecciones se les arrebató el triunfo.

“Entonces con una Resistencia de composición de izquierda y liberal, fortalecida con el cachurequismo (miembros del Partido Nacional), sería algo así como la Tormenta Perfecta. Si los gringos y oligarcas son inteligentes no va a arriesgarse a ese escenario, pero como ya han demostrado que no lo son, es muy probable que suceda. Por tanto, de aquí al 27 de enero podrían pasar muchas cosas, por ahora impredecibles. Como pueda que no pase nada. Así están las cosas en Honduras”

MC.- Finalmente, ¿cómo organizar una Asamblea Nacional Constituyente con todo en contra?
TA.- Para la gente en el exterior puede parecerles que estamos terriblemente mal, con “todo en contra” como usted dice, pero para quienes hemos luchado en el movimiento popular por décadas -yo tengo 32 años de participar en el movimiento popular-, nos sentimos optimistas, sentimos que estamos en el mejor momento de nuestra existencia como luchadores sociales porque ahora tenemos condiciones optimas para luchar por el poder al mediano plazo. Sólo le voy a mencionar tres logros: Nunca el movimiento popular había estado tan unificado como ahora, nunca habíamos incorporado a tanta gente a la lucha popular y nunca habíamos tenido un Pueblo tan consciente como ahora de que la democracia en Honduras fue un espejismo y de que siempre hemos vivido en una dictadura encubierta. La Izquierda nos sentimos como pez en el agua en estas condiciones. ¡Ah! Y se me olvidaba, nunca habíamos desenmascarado a nuestros “Judas” como ahora ha ocurrido.

“Es cierto que en lo inmediato no logramos el objetivo de restituir al Presidente pero eso es una ilusión si no logramos derrocar a la dictadura y eso no se logra de la noche a la mañana. Implica un proceso de acumulación de fuerzas que es en el que estamos. Los más jóvenes se impacientan; exigen resultados ya y si no los tienen se desmoralizan; es normal. Para eso están las generaciones de luchadores más viejos, para llamarlos a la calma y a hacer de la persistencia la clave del triunfo. Hay que tener perspectiva futura. Por el lado de la oligarquía, nunca había estado más débil. Ya no tienen nada que les sirva para ‘vendernos paja’ como decimos en Honduras, es decir, para adornar su sistema. Todos los referentes ideológicos como los medios de comunicación, las cúpulas reaccionarias de las iglesias, las instituciones del Estado y, sobre todo, los partidos políticos tradicionales, están en bancarrota política. No convencen a nadie.

“Sólo les queda el recurso de las armas. Han tenido que sacar toda su policía, su ejercito, su reserva, sus guardias de seguridad privada, sus grupos de choque partidarios, nos han dado duro, nos matan compañeros y compañeras, nos persiguen, nos censuran, y ni aún con todo eso han logrado hacer que el Pueblo renuncie a la Resistencia. La pueden haber contenido pero no la han derrotado. Si algo debemos agradecerle a Micheletti y a Romeo Vásquez es que nos ayudaron a despertar a ese gigante que estaba dormido. Ahora ellos no podrán conciliar el sueño.

“Esta introducción me permite decirle: sí estamos en buenas condiciones para arrancar una lucha, que no será fácil ni de corto plazo, por la Constituyente. Hay consciencia en la Resistencia de que no vamos a esperar hasta el último minuto para organizar la Constituyente. La estamos preparando desde ya, aún con toda las adversidades. Hay ya grupos de trabajo en ello. Por ahora la concentración principal son las elecciones y la crisis inmediata que podría sobrevenir, pero desde la siguiente semana comenzamos las actividades en ese sentido. No puedo adelantarle mucho al respecto, sólo puedo decirle que la Resistencia no es la única que está dando pasos sino también lo esta haciendo buena parte del movimiento social organizado. Porque después de hacerle la vida de cuadritos a la oligarquía combatiendo su farsa electoral, nuestra meta es conquistar la Asamblea Nacional Constituyente”

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger